Las mesitas de forja auxiliares son una forma única de darle el broche final a tu salón. Con un amplio abanico de utilidades, combinan fácilmente con cualquier estilo y añaden una gota de personalidad.

Por qué utilizar mesitas de forja auxiliares

Las mesitas de forja auxiliares son una manera estupenda de complementar nuestro salón o nuestro dormitorio. Además de ser útiles para colocar nuestra taza de café, revistas y libros o una bonita lámpara, tienen también la capacidad de añadir un toque distintivo al ambiente general de la estancia.

Las mesitas de forja auxiliares, como las piezas únicas que son, nos sirven también para mostrar objetos especiales. Así, cualquier recuerdo de nuestras vacaciones de verano quedará estupendo sobre estos maravillosos elementos decorativos.

Cómo integrar las mesitas de forja auxiliares

La forma en que utilizamos las mesitas de forja auxiliares dice mucho sobre nuestra personalidad. Los estilos decorativos pueden ir desde el formal y clásico hasta uno más práctico o casual. Combinadas con una lámpara, unos pocos libros y un marco de fotos, son el expositor ideal.

Las mesitas de forja auxiliares encajan bien con independencia del estilo o temática que reine en nuestra decoración. Podemos decantarnos por el diseño completo en forja o bien elegir una con una encimera de madera. Otras opciones que quedan muy bien en interior son el acabado en piedra o en cristal.

En VirginiArt hacemos diseños a medida para que se adapten a tus necesidades. Así, crearemos una mesita de forja que sea exclusiva para ti. Puedes elegir también si deseas algún acabado de los que disponemos en nuestra galería o bien alguna forma particular que sea de tu agrado.

Dónde colocar las mesitas de forja auxiliares

Si estás buscando algo pequeño para combinar con tu sofá, las mesitas de forja auxiliares con forma cuadrada son perfectas. De esta manera, encajarán con naturalidad junto al reposabrazos del sillón. Si, por el contrario, necesitas una mesita para rellenar una esquina, las formas redondeadas serán la opción adecuada.

En cuando a la altura, las mesitas de forja auxiliares suelen ser más bajas que los reposabrazos de los sofás. De esta manera, cualquiera que se siente en él, puede obtenerse una bonita vista de ella. Colocar elementos delicados como unas flores nos sirve también para crear un contraste con el efecto del hierro.

Además de en el salón, podemos ubicar estas elegantes mesitas en nuestro dormitorio. Quedan muy bien acompañadas con una lámpara de noche. La luz tenue crea un ambiente muy acogedor. Si dispones de un espacio limitado, puedes decantarte también por mesas que incluyan cajones o estantes.

Por último, y dependiendo del estilo que hayamos elegido en el hogar, adaptaremos nuestra mesa. De esta forma, para los ambientes rústicos, elegiremos un acabado en piedra o madera. Si, por el contrario, la decoración es más actual, el cristal será lo que mejor nos combine.

Si tienes alguna duda o te gustaría ver más fotos de nuestras creaciones, ponte en contacto con nosotros. En VirginiArt, trabajamos para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *