La luz juega un papel muy importante en la decoración, no solo por la tonalidad sino también por la intensidad. Las lámparas de forja, perfectas para cualquier estilo, permiten iluminar el hogar con un toque muy personal.

Cómo iluminar el hogar de forma adecuada

Cada estancia del hogar tiene unas necesidades particulares en cuanto a luz. Por tanto, la intensidad de esta no será la misma en la cocina que en un dormitorio o en un baño. ¿Por qué? Pues porque probablemente para cocinar se requerirá una potencia más fuerte que la que necesitaremos para leer en nuestra cama.

De esta manera, para iluminar el hogar primero debemos tener en cuenta lo que queremos que nos transmita cada habitación. Así lograremos que sea acogedora pero al mismo tiempo funcional. Como siempre decimos, nuestra casa debe ser aquel lugar que nos permita relajarnos y estar a gusto. La luz, definitivamente, contribuye a ello.

Para hablar de cómo iluminar el hogar debemos conocer los diferentes tipos de luces que hay. En primer lugar, podemos hablar de las luces ambientales. Se trata de luces que transmiten calidez, por lo que suelen ser difusas. Podemos conseguirlas tanto con lámparas de techo como de pie. Son perfectas para estancias como el salón, aunque también van bien en el dormitorio.

Dentro de estas habitaciones podemos utilizar otro tipo de luz para iluminar el hogar es la luz dirigida. Esta se ubica en zonas pequeñas, como un rincón donde nos guste leer o, incluso, una mesilla de noche. Es importante que cuenten con un regulador para poder modificar la intensidad.

Otra forma de iluminar el hogar es con la luz suave. Este tipo de luz nos permite descansar la vista, así que suele emplearse detrás de la televisión o el ordenador. No obstante, siempre que sea posible es mejor iluminar el hogar con luz natural.

Por último, encontramos las luces de trabajo, que son aquellas que suelen incorporarse al mobiliario para ganar un extra de luminosidad, y las luces generales, que sería la iluminación de techo de una estancia.

Decorar con lámparas de forja

Las lámparas de forja, como cualquier mueble elaborado con este material, poseen una enorme versatilidad que les permiten integrarse en todos los estilos. Las lámparas de forja que diseñamos en VirginiArt tienen un estilo atemporal y muy original.

Disponemos tanto de lámparas de techo como de lámparas de pie. Todas ellas totalmente personalizables para adaptarse a tus gustos particulares y a las necesidades específicas de tu casa. Iluminar el hogar es una decisión a conciencia que requiere de tiempo.

Las lámparas de pie van a la perfección con las luces dirigidas que mencionábamos previamente. Junto al sofá o incluso la mesilla de noche, si preferimos dedicar ese espacio para colocar libros y otros objetos personales.

Las lámparas de techo ayudan a iluminar el hogar con luces generales o ambientales, siempre que no sean demasiado fuertes. Echa un vistazo a nuestros muebles de forja e inspírate, tus ideas y gustos nos serán de utilidad para crear tu diseño particular.

En VirginiArt fabricamos nuestras piezas decorativas con pasión y cariño. Creemos en el trabajo bien hecho y buscamos ante todo la satisfacción de nuestra clientela. Si necesitas ayuda o más información, ¡no dudes en contactarnos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *