Hasta ahora hemos hablado de los muebles en hierro forjado para las estancias de los adultos. Sin embargo, los dormitorios infantiles con forja también están llenos de encanto y pueden quedar muy amplios con este material.

Por qué elegir dormitorios infantiles con forja

El cuarto de los más pequeños es una habitación que suele costar mucho esfuerzo mantener recogida. Los muebles quedan ocultos entre mareas de juguetes repartidos sobre ellos y esparcidos por el suelo.

Una solución para aportar mayor ligereza visual es decorar dormitorios infantiles con forja. Este material tiene la capacidad de aliviar el peso en los ambientes, gracias a sus formas ondeantes y delgadas.

El hierro forjado puede utilizarse para los cabeceros de cama, por ejemplo. Aunque también pueden utilizarse para crear toda la estructura de la cama. Así, los laterales esquinados servirán de protección para evitar caídas de los más pequeños, sin recargar el aspecto de la cama, como sucede con otros materiales más densos que la forja.

Los cabeceros de forja son piezas de mucha tradición que mantienen un estilo clásico. El hecho de que sea un material con una larga tradición en la decoración, no lo convierte en una elección pasada de moda.

Al contrario, los muebles de forja, o las personas artesanas que trabajan este material, han sabido modernizarse y adaptarse a las tendencias actuales en decoración. Una prueba de ello la tenemos en la galería de VirginiArt, donde podemos observar fabulosas piezas hechas a medida.

La decoración de los dormitorios infantiles con forja no debe limitarse solo a los cabeceros. Podemos combinar estas singulares obras de arte con otras piezas del mobiliario infantil. De este modo, aumentaremos el encanto de esta habitación.

Una bonita silla o un taburete pueden ser unos elementos decorativos perfectos que agregar a la habitación. Ya sabemos que estos pequeños toques son los que transforman una estancia y la convierten en un lugar especial.

Sugerencias de estilos en hierro forjado

El hierro forjado es un material que nos ofrece muchas posibilidades en el acabado final. Para decorar los dormitorios infantiles con forja debemos elegir el color y el estilo que queremos darle a la habitación.

En VirginiArt tienes la opción de elegir entre un color liso, un decapado, el oro viejo y un acabado que imita al óxido. Si tienes dudas sobre cuál elegir, puedes ponerte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte. Nuestros muebles se fabrican a medida y respetando las necesidades de cada cliente.

Los cabeceros de forja con acabados en negro son la elección más común, junto con el blanco. El color negro da mucha personalidad a la estancia, y permite combinarlo con cualquier otro color en la decoración del resto de muebles o elementos decorativos. Resulta muy llamativo cuando se combina con tonalidades cálidas.

El blanco, como decíamos, es otra opción muy frecuente en los dormitorios infantiles con forja. Nos da un aspecto muy limpio que ayuda a contrastar con el desorden que suele producirse en las habitaciones de los niños.

Si te gustan ambos y no eres capaz de elegir uno, ¡combina los dos! Podemos pintar las piezas utilizando más de un color y dándole así un estilo más divertido. A los pequeños les encantará.

Por último, si somos amantes de los estilos rústicos, podemos elegir el acabado final que imita al óxido. Combinado con algunas cajas de madera y cestas de mimbre para los juguetes, ¡el resultado será espectacular!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *